De Bolnuevo a Playa Percheles.

por majose
Tipo: Sendero
Provincia: Murcia
Localidad: Calas de Bolnuevo (Mazarrón).
Cómo llegar: AP7 (autopista de peaje del Mediterraneo) hacia el este dirección Andalucía, hacia el oeste dirección Cartagena y costa mediterranea hasta la Frontera con Francia.
Tipo de Recorrido: Ida y vuelta. Si se prefiere sólo ida (Se puede dejar un coche en Playa Percheles: Punto kilométrico 3,900 de la A-42 - Playa Percheles.
Inicio: Bolnuevo (Desde las formaciones eólicas)
Final: Bolnuevo ó Playa Percheles.
Perfil: Suave
Dificultad: Media
Duración: Ida y vuelta 6 horas aproximadamente.
Longitud: Ida: entre 8 y 9 km.
Comer: Llevar bocadillos.
Posibilidad de carrito: Sí, en todo el recorrido
Descripción: Carrito de ruedas neumaticas o mochila porta-bebes.
Si vas a dejar un coche en Playa Percheles es el punto kilométrico 3,900 de la A-42 - Playa Percheles. Se accede a la costa a través de un camino sin asfaltar.

Salimos desde Bolnuevo, donde es de obligada parada, pararse a observar las erosiones eólicas las gredas de Bolnuevo o la pequeña ciudad encantada de Mazarrón.
En Bolnuevo, junto a las erosiones eólicas, está la cafetería Oasis, seguimos todo recto por la carretera, por la Urbanización Puntabela, después de una subida llegamos a una rotonda, continuamos en la misma dirección, dejando el asfalto para entrar en una pista de tierra. Hay una bifurcación y continuamos por la pista de la izquierda. Nos encontramos en la playa del Rincón al resguardo de la Punta de Cueva de Lobos.
En el mar a unos 300 metros de la orilla, el islote de Cueva de los Lobos (o como dice mi hija Marina de 4 años: “la isla del capitán Garfio”), uno de los últimos reductos donde se podían ver focas monje, desgraciadamente ya hace años que no se las ve por estos parajes.
Seguimos por la pista y encontramos ruinas a nuestra izda., desde aquí la pista gira ligeramente hacia el interior, dándonos oportunidad de apreciar la vegetación rala pegada al terreno de cornicales, espartales, tomillares y palmitos. A nuestra derecha las cumbres de La Sierra de las Moreras. La fauna está adaptada a estas escarpadas cornisas, como es el caso del águila perdicera que anida en los acantilados.

Cruzamos un ramblizo poblado de siemprevivas y salados, dejando a nuestra izda. una sucesión de calas vírgenes, la cala de La Grúa y seguida cala Leño, una de las playas nudistas de Mazarrón. Sus aguas, como en casi todas las calas de Mazarrón, son transparentes y su fondo de roca y alga posidonia garantizan la calidad del agua.
A lo largo de esta zona podemos contemplar antiguas asentamientos agrícolas hoy abandonados, casas derruidas, canales de riego y bancales secos.
Continuamos andando y siguiendo el litoral llegamos a las playas de Las Covaticas y Cañada del Gallego, totalmente salvajes configuradas por los arrastres de dos ramblas. Allí suelen acampar extranjeros con sus autocaravanas que vienen huyendo de las playas masificadas y buscan la tranquilidad. También podremos encontrar pescadores con caña que esperan obtener corvinas, sargos, doradas, lubinas, magres, doncellas, vacas, raspallones o vidriadas.
Podemos empezar a ver a la derecha, los primeros “mares de plástico”, los invernaderos de las tomateras.
Tras superar una pequeña loma descubrimos una hilera de palmeras que son el recibidor a la Cala y playa de Percheles, realmente un lugar paradisíaco, una herradura cerrada con arena clara y fina, delimitada por dos espolones rocosos, La loma de Palazuelos y Punta Percheles.
Es el punto final de nuestro recorrido: una de las mejores playas de todo el Levante. Aquí encontraremos un puesto de la Cruz Roja.
Observaciones: Hacer una parada a mitad o final del recorrido y darse un bañito.
Lugares de interés: Playas de Mazarrón.
Época recomendada: Primavera y otoño. (En verano hace mucho calor y en invierno no puedes disfrutar del baño en las playas o calas del recorrido).
Agua potable: Llevar agua.